inicio Veterinaria PARTO EN LA PERRA

PARTO EN LA PERRA

Usar puntuación: / 101
MaloBueno 


Es la culminación exitosa de la gestación (la cual dura 58 a 63 días de promedio), y puede definirse como el proceso de expulsión de cada feto y de la placenta. La duración del parto es generalmente mayor en perras que paren por primera vez que en las multíparas.

Las perras que van a parir por primera vez comienzan a producir leche 10 días antes, y las multíparas 2 días antes.

Una semana antes del parto, la perra se muestra por lo general nerviosa, inquieta, hiperactiva, escarba haciendo pozos, preparando el lugar donde va a dar a luz. Toda esta actividad aumenta en las 12-24 hs previas al alumbramiento. En el momento del parto elige sitios tranquilos y oscuros y prepara su paridera rompiendo trapos y materiales para darle forma, es conveniente proporcionarle elementos para que pueda realizar este trabajo, lo más usual es el papel de diario cortado en tiras o lienzos, verificar que sea un lugar higiénico, y sin riesgos para los cachorros. Algunas perras pueden mostrarse agresivas a personas extrañas o a otros perros.

Los síntomas previos al nacimiento se manifiestan con disminución de la actividad de la hembra, se recuesta sobre un costado, mirándose el abdomen, aumentan las contracciones, la vulva se agranda pudiendo aparecer una secreción muco-sanguinolenta. Los cachorros y la placenta son expulsados con la contracción uterina y la ayuda de las contracciones abdominales.

Una vez nacido el cachorro, la madre procede a su higiene rompiendo las envolturas fetales por medio del lamido, el cual lo hace para limpiarlo y dejar libre las vías respiratorias estimulando la función cardiorrespiratoria del mismo. Corta el cordón umbilical con los dientes.

El lapso de expulsión entre cachorro y cachorro dura entre 30 minutos y dos horas, si el período se extiende por más tiempo es conveniente la atención profesional del parto por su Medico Veterinario de confianza. Por lo general la placenta eliminada es ingerida por la perra, para incorporar sustancias hormonales y nutritivas perdidas durante la gestación.

Evitar durante el parto la presencia de personas extrañas,  animales u otros elementos que distraigan a la perra ya que pueden hacer poco efectivo el trabajo o provocar atonía uterina.

 

Dr. Carlos Blanche

Médico Veterinario