FLUOR

Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

¿Qué es el flúor?

 

El flúor es un mineral que fortalece el esmalte dental y previene la caries.

En dosis muy pequeñas, tiene la propiedad de reducir en más de un 50 % el número de caries dental  y de limitar todavía en mayor proporción la gravedad del problema de la caries dental en la población. 

Pero demasiado flúor tampoco es aconsejable, ya que puede producir fluorosis, que mancha los dientes en su forma leve, pero que si es grave puede destruir el esmalte.

El flúor se incorpora al esmalte de manera diferente según el periodo de desarrollo en el que se encuentra el diente.

·         En el diente en formación, sin erupcionar aún, la incorporación del flúor ingerido se hace a través de la sangre que llega a la pulpa (nervio). Allí, el flúor interfiere en la matriz que esta sintetizando el ameloblasto que es la célula formadora del esmalte. Por ello, si hay exceso de ingesta 

de flúor, este interfiere en el metabolismos de los ameloblastos produciendo así un esmalte defectuoso.

·         En el diente formado y erupcionado, se incorpora principalmente a la superficie del diente desde el medio bucal. Se hace a través de topicaciones de flúor en consultorio odontológico, pastas fluoradas, colutorios, etc.

Métodos de aplicación a. Vía sistémica:

 
— Fluoración de la aguas de consumo público: 
La fluoración de las aguas es el proceso de ajustar  la concentración natural de flúor del agua de consumo a la cantidad recomendada con el propósito de reducir la incidencia de caries.

— Aguas de mesa con flúor: 
El agua embotellada constituye otra fórmula de aporte de flúor, siendo muy variable la dosis en función de la fuente natural. Cuando estas aguas contienen niveles óptimos de flúor, pueden ayudar a prevenir la caries dental.

— Suplementos fluorados en la dieta: 
Otra alternativa es incorporar el flúor en determinados alimentos tales como la sal, la leche, la harina o los cereales.

.b. Vía tópica: 
Las formas de presentación más comunes existentes  son: 
Barnices y geles: Poseen una elevada concentración de flúor   por lo que son procedimientos restringidos únicamente al profesional. Se aplican  en función del grado de riesgo de sufrir caries dental del paciente. 

Dentífricos: Las pastas dentífricas fluoradas carecen prácticamente de contraindicaciones en el adulto por su acción exclusivamente local, siendo éste el método más idóneo de todos por su efectividad, bajo costo y gran alcance cultural. Existen pastas indicadas para niños, que tienen concentraciones de flúor en función de la edad del niño.

Colutorios: Son soluciones diluidas de sales de flúor para realizar enjuagues bucales diarios o semanales. Se recomiendan a partir de que el niño tenga controlado el reflejo de deglución.

Hilo dental fluorado: Sus características radican no solamente en el efecto mecánico de eliminar la placa en los espacios interproximales (espacio entre diente y diente) reduciendo el riesgo de caries, sino también ayuda al proceso de remineralización de esa zona específica.

 — Chicles con flúor
El chicle estimula mediante la masticación la formación de saliva contribuyendo a mantener un cierto nivel de flúor en ella y en contacto con el esmalte.

Efectos del flúor sobre los dientes:

-  Influye sobre la forma y el aspecto de los dientes.

-  Sobre la época de la erupción.

-  Sobre la sensibilidad dental.

-  Sobre la frecuencia y la gravedad de las caries.

Todos estos efectos son favorables, con la única excepción del trastorno de la mineralización denominado “esmalte moteado“, causado por una ingestión excesiva de flúor en la época de la formación de los dientes

 

Por todos los efectos positivos sobre dientes,  se pueden  combinar varios métodos de aplicación tópica de fluoruros (dentífricos y colutorios), para fortalecer el esmalte y prevenir caries, por otro lado las topicaciones de flúor en consultorios odontológicos son aconsejables, cada seis meses o una vez por año, dependiendo del grado de riesgo del paciente.

¿Qué niños deben recibir topicaciones de flúor en el consultorio odontológico?

-  niños que tienen caries activas, para favorecer la remineralización y prevenir nuevas caries.

- niños con ortodoncia fija (braquets) o removible (ortopedia).

-  niños con la boca sana, para prevención de caries nuevas.

Colaboración: Dra. Agostina Monti

Odontóloga