inicio Artículos LESIONES DEPORTIVAS

LESIONES DEPORTIVAS

Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Lesiones Deportivas

Las lesiones deportivas son un problema creciente en los diferentes deportes o actividades físicas. Este tipo de lesiones requieren de un abordaje integral para su recuperación ya sea en la prevención, el tratamiento y la readaptación funcional de la misma.

¿Qué es una lesión deportiva?

Son lesiones que se suelen producir mientras se practica un deporte organizado, sea en una competición, una sesión de entrenamiento u otra actividad física organizada. Este tipo de lesiones ocurren por diversas razones, inclu­yendo un entrenamiento incorrecto, llevar un calzado deportivo inadecuado, no llevar equipo de protección necesario o el rápido crecimiento que se experimenta durante la pubertad.

Hay dos grandes categorías generales de lesiones deportivas. La primera es la de las lesiones traumáticas agudas (Fracturas, contu­siones, esguinces, laceraciones, etc.). Suelen producirse a raíz de un solo golpe o de la aplicación de una fuerza aislada.

La segunda categoría de lesiones deportivas es la de lesiones por sobrecarga o de tipo crónico (Fracturas por sobrecarga, tendinitis, epifisitis, etc). Son lesiones que se desarrollan durante un período de tiempo más o menos prolongado. Las lesiones crónicas suelen estar provocadas por movimientos repetitivos, como los implic­ados en correr, lanzar cosas por encima de la cabeza o sacar en el tenis.

¿Qué debo hacer si me lesiono?

Nunca tratar de "aguantar" el dolor de una lesión deportiva. Dejar de jugar o hacer ejercicio cuando se sienta dolor. El continuar sólo puede empeorar la lesión. Algunas lesiones deben ser inmediatamente examinadas por el médico. Llamar a un médico urgente cuando:

 La lesión causa dolor severo, hinchazón o adormecimiento.

·         No puede sostener ningún peso en el área lesionada.

·         Una lesión previa duele

·         Una lesión previa se hincha

 La articulación no se nota normal o se nota inestable.

Si no tiene ninguno de estos síntomas, siga estos cuatro pasos tan pronto ocurra la lesión y hasta que sea examinado por su médico:

 Hielo: Ponga una compresa de hielo en el área lesionada por 20 minutos, de cuatro a ocho veces al día. Para esto, puede usar una com­presa fría o una bolsa de hielo. También, puede usar una bolsa plástica llena de hielo molido y envuelta en una toalla. Quítese el hielo después de 20 minutos para evitar producir una quema­dura por frío.

·         Compresión:Distribuya igual presión (compre­sión moderada) sobre el área lesionada para ayudara reducir la hinchazón.

·         Elevación:Para ayudar a reducir la hinchazón, ponga el área lesionada sobre una almohada, y asegúrese de que quede a un nivel más alto que su corazón.

·         Reposo:Reduzca sus actividades regulares.

¿De qué factores depende la prevención de las lesiones deportivas?

 

Las lesiones deportivas ocurren con ocasión de la actividad física tanto recreativa como de competición.

Pueden aparecer por accidentes o por sobre­carga (presión excesiva sobre un hueso o articu­lación, etc.), y no difieren de las lesiones que se producen por causas ajenas al ejercicio físico. Las lesiones necesitan no sólo un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado, sino también una prevención que contribuya a una sensación de bienestar y a una mejor calidad de vida derivados de la práctica deportiva.

Factores que previenen lesiones en el deporte:

·         Una adecuada preparación física.

·         Utilización del equipo apropiado, (incluyendo los protectores).

·         Cumplimiento de las reglas o normas del deporte que se practique.

·         Pasar controles de salud.

·         Llevar una correcta alimentación e hidratación. También es muy importante dar el reposo necesario a aquellas partes del cuerpo que se sobrecargan con el esfuerzo físico.

¿Cuál es la base más importante para evitar lesiones?

Una buena forma física es la base más impor­tante para evitar lesiones; aquellas personas que están por debajo de este nivel tienen más probabilidades de padecer lesiones tanto por accidente como por sobrecarga.

Cada deportista debe analizar las demandas de su deporte antes de decidir el esquema de entrenamiento. La intensidad y la carga de este debe ser adaptada de forma individual en función del nivel técnico y de la condición física de cada uno.

Todas las actividades encaminadas a mejorar la forma física, (por ejemplo después de un período largo de inactividad), deben realizarse de manera progresiva.

 

Colaboración: Lic. Ariel Giraudo Mat. 1620

Lic. Valentín Goldar Mat. 1219